Ladrillos

Pared ladrillo

Los ladrillos son unos materiales de construcción, normalmente cerámico y con forma ortoédrica, cuyas dimensiones permiten que se pueda colocar con una sola mano por parte de un operario. Se emplea en la albañilería para la construcción en general.

¿Para qué se usan los ladrillos?

Los ladrillos se utilizan en construcción para cerramientos, fachadas y particiones. Se utiliza principalmente para construir muros o tabiques. Aunque se pueden colocar a hueso, lo habitual es que se reciban con mortero. La disposición de los ladrillos en el muro se conoce como aparejo, existiendo gran variedad de ellos.

Así mismo es muy usado como revestimiento de fogones en viviendas modernas y antiguas, y como recubrimiento de las chimeneas de las casas. Rodear la chimenea de algunas líneas rectas de ladrillos es uno de los mejores consejos que la persona puede optar al momento de buscar una forma de otorgarle belleza, naturalidad y originalidad a su hogar.

Ladrillo Modular Muro

Tipos de ladrillos

Ladrillo cocido de arcilla: Este ladrillos es el más utilizado y común de todos los tipos de ladrillos. Su elaboración artesanal y su composición no cuentan con agujeros.

Ladrillo perforado: También llamado ladrillo tosco. Su nombre viene de las perforaciones que tiene en su cara superior, denominada tabla.  Sus hoyos ocupan casi más del 25% de su estructura. En caso de tener menos de este porciento al ladrillo se le considerara macizo. Se utiliza en las fachadas (parte frontal) de una casa.

Ladrillo macizo: Este ladrillo tiene en su volumen total menos del 15%de perforaciones. Dependiendo el modelo o la forma del ladrillo el porcentaje puede subir o bajar, pero sin pasar el 25%, ya que se convertiría en perforado.

Ladrillo de tejar: También se conoce por los nombre de ladrillo manual y ladrillo cocido de tierra. Su apariencia es rustica, dando la impresión de los ladrillos antiguos. Este en fabricado de forma artesanal y sus longitudes varían según el país de fabricación.

Ladrillo adobe: Elaborado totalmente a base de barro. Tiene una apariencia similar al ladrillo tejar, por su apariencia rustica, sin embargo, se ejecutan procesos diferentes. El ladrillo adobe no es recomendado para las edificaciones, pues posee una bajo aguante ante los fenómenos atmosféricos y los vientos fuertes. Aunque, su bajo costo hace que se siga utilizando en la construcción de viviendas.

Ladrillo refractario: Elaborado especialmente para espacios donde existen altas temperaturas (calor y fuego), como las chimeneas, fogones (calderas), y hornos. Está fabricado con cerámica y arcilla, pero en diferentes proporciones que le aportan mayor resistencia.

Ladrillo clínker: Conocido como ladrillo gresificado. Su composición está basado en arcilla cocido a temperaturas altas, procedimiento que permite obtener un ladrillo más sólido, además de que no absorbe mucha agua. Se utiliza en fachadas y tabique.

Ladrillo aplantillado: El resalte de este ladrillo radica en que posee una forma curva. Su nombre proviene de las técnicas que utilizaban los canteros para trabajar las piedras.

Ladrillo hueco: El hueco del ladrillo quita peso a este  material de la construcción. Las perforaciones pueden estar en la testa o el canto. Su utiliza en paredes que no demanden sobrellevar o aguantar una carga muy pesada.

Los ladrillos huecos pueden ser:

  • Ladrillo hueco doble: Posee dos filas de perforaciones.
  • Ladrillo hueco simple: Tiene una sola hilera de hoyos.
  • Ladrillo hueco triple: Goza de tener tres líneas de perforaciones.

Ladrillo caravista: Son manipulados para los exteriores. Se enfocan en tener un acabado específico.

Color y textura de ladrillos

Los diferentes colores de ladrillos tienen que ver con el tipo de arcilla empleado en su fabricación. En algunos casos, también intervienen en el color la adhesión de algún mineral y la temperatura de cocción. No es raro encontrar ladrillos negros, blancos, amarillos o rojos.
En cuanto a las texturas, éstas dependen de los moldes utilizados en la fabricación, por lo que pueden ser de lo más variadas: ralladas, punteadas, con motivos decorativos, etc., y tener dibujos en una sola de sus caras o en todas.
En su variedad, se encuentran estos tipos:

  • Macizos: son planos y tienen, en una de sus superficies, un nivel más bajo que las restantes. Esta depresión sirve para unir los ladrillos unos con otros cuando se la rellena con materiales de agarre.
  • Especiales: son de formas variadas, por lo que solucionan el toque final de las paredes decoradas. Los hay rematados con doble canto, terminados en curvas, con ángulos esquinados y con puntas redondeadas.
  • Perforados: tienen agujeros que los atraviesan de lado a lado y que cumplen la función del hundido de los ladrillos estándar.
  • Huecos: constituyen una verdadera muralla contra la humedad. Pesan muy poco y tienen múltiples aplicaciones en la construcción, como la de levantar dobles muros entre los cuales insertar materiales antirruidos o aislantes.
Colores ladrillos

Como hacer una pared de ladrillos

  1. El primer paso es alistar los elementos para construcción: cuerda, nivelador, mortero, balde para mezclas, maza, cinta métrica y pala para cavar. Luego debes tener en cuenta qué clase de ladrillo vas a instalar, puede ser: cocido de tierra, macizo, de adobe de tierra, perfora, hueco, entre otros.
  2. El siguiente paso es calcular la cantidad de ladrillos por el alto y largo de la pared sumando unos centímetros de mortero entre capa y capa. A continuación cava una zanja para colocar el cimiento donde se colocará una capa de hormigón que secará en dos o tres días; luego clava unas estacas de madera en la zanja, nivélalas y coloca hormigón hasta la parte superior de los postes.
  3. Después monta la primera hilera sin mezcla de mortero para probar, una vez veas que entra sin problemas en la zanja y que el terreno está nivelado, pon la mezcla e instala la hilera. Si está todo en orden presiona para que quede firme.
  4. Cada ladrillo debe ser recubierto con mezcla a los costados y gradualmente se van colocando uno al lado del otro. Cuando termines una fila, comprueba con el nivelador que todo está en orden y continua armando las hileras.
  5. Por ultimo la pared de ladrillos no tiene que ser igual, puedes combinar ladrillos verticales con horizontales o alternar ladrillos enteros con mitades, rellana con mortero las zonas que veas que tienen poca mezcla.
Como construir con ladrillos

¿Requieres cotizar algún producto o proyecto?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…